08 marzo 2012

La leyenda de la morsa

Cuenta la leyenda que un día una morsa que trabajaba arduamente , ok “arduamente” es un decir… tuvo la oportunidad de tomarse unas repentinas vacaciones.. claramente sin permiso de los jefes…ya que para que lleguen las vacas legales faltan siglos.

Cuenta la leyenda también que disfruto mucho de este acto, llegado al lugar despejo su mente para solo dedicar su tiempo a comer, a dormir e ir a la playa.

La rutina durando los casi 10 dias de estadia fue la siguiente:
- Dormir, comer, playa, comer, dormir, playa, comer, comer, dormir… en el medio hubo actividades como caminar, ir al centro, al teatro, a mundo marino, comprar cosas, mirar tele, viciar con la compu, etc.

La cuestión en la leyenda vino cuando, después de varias mentiras (dichas para permanecer en la tan preciada “morsa-rutina”) una señora pulga, que sigue siendo la mejor teoría hasta ahora, pico varias partes del esculpido (y no escupido) y bello cuerpo de la morsa.

Que paso con esto? La morsa sobrevivió, no os preocupeis. Pero comprobó que las cosas malas que uno hace vuelven. El karma existe (¬¬’)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada